jueves, 4 de septiembre de 2008

El karma argentino

"Como es arriba es abajo", reza uno de los principios de la metafísica.


Este principio puede observarse en varios aspectos de la realidad, por ejemplo, el átomo es un modelo a escala del Sistema Solar.


Lo podemos extender a las sociedades y organizaciones.


Una sociedad formada por corruptos dara como resultado instituciones corruptas. Y por corrupción entendemos desde el robo de fondos estatales, pasado por las coimas hasta pequeñas contravenciones, como pasar un semáforo en rojo, que toleramos como si fuera algo normal.


Las personas que se dicen honestas me dirán: "No me siento representado/a por nuestras instituciones!!"


Es cierto, las autoridades electas por la "mayoría" no nos representan. Pero los toleramos y dejamos hacer con diversas excusas, basadas en el miedo a lo que nos puedan hacer.


Así fue como toleramos la repetición de la década de 1890 durante la de 1990.


A la corrupción debemos sumarle la repetición de una serie de hechos:


- La pelea entre unitarios y federales se revivió con el conflicto con el campo
- El poder de turno persigue o censura opositores
- Las personas mas capaces que tuvo o tiene nuestro país deben exiliarse o se van para triunfar afuera
- Se roban nuestros recursos



¿Cual es el objetivo de este Eterno Retorno?


Según la cultura hindú, nuestro espiritu tiene multiples encarnaciones, durante las cuales se viven situaciones que nos enseñan a evolucionar. En cada vida se tiene una misión, y según como la llevemos a cabo, se acumulara un karma que definira nuestra vida posterior.


Segun esta vision, quienes sufrimos el accionar de los corruptos, pudimos haber sido corruptos en vidas anteriores.


Algunos metafisicos lo llevan mas lejos y dicen que hasta las naciones tienen un karma y una misión.


No somos el primer pais que pasa por crisis, divisiones y guerras civiles. Ingaterra recibió múltiples migraciones durante siglos, que modelaron su cultura y su nacionalidad, hasta lograr ser una potencia mundial, tras haber aprendido de sus errores.

Tal vez lo que ocurra es que no hayamos aprendido nada, y asi seguiremos repitiendo hasta aprender.

Lo que me asusta es que todo apunta a que vamos en el camino opuesto al aprendizaje....

2 comentarios:

Todos Gronchos dijo...

Si esto ya es jodido, imaginate cómo sería tener que reencarnar siendo argentino...

Saludos!

Lucas.- dijo...

nada... no hemos aprendido nada!!

uy... mr groncho está vivo!!! jaja

che.. sin esas letritas de comprobación el mundo sería un lugar mejor para vivir...